Cómo los rusos planean proteger la Tierra de los asteroides


Los investigadores rusos creen que una explosión nuclear causada muy cerca de un asteroide peligroso sigue siendo el método más eficaz para modificar su trayectoria y evitar impactos. Aunque las armas nucleares actualmente están prohibidas en el espacio, en caso de emergencia, tales prohibiciones se dejarán de lado, según el Centro de Investigación en la comunidad científica y de ingeniería de Rusia, cita RT.

Los investigadores creen que la forma más segura de influir en la órbita de un asteroide es en el espacio y no cerca de Terra. Los expertos rusos también creen que todo debe hacerse de tal manera que el asteroide no se desintegre en pedazos más pequeños. La explosión obligaría a alterar la trayectoria hacia un área segura.

NEOShield es un proyecto que fue diseñado precisamente contra cualquier cosa que pudiera amenazar nuestra existencia y para evitar un destino similar al de los dinosaurios. Fue fundada en gran parte por la Comisión Europea y reunió a investigadores de Alemania, Francia, España, Gran Bretaña, Rusia y Estados Unidos. TsNIIMash ha participado activamente en la construcción del proyecto NEOShield. El Instituto es parte de la agencia espacial rusa Rokosmos que se especializa en el desarrollo de misiles balísticos, unidades de defensa y propulsión.

El programa espacial federal ruso incluye el establecimiento de un centro espacial dedicado a las amenazas potenciales de asteroides y cometas. Se enviarán cuatro satélites Nebosvod-S (Welkin) para monitorear posibles amenazas, dos de ellos serán centinelas planetarios en una órbita circunterrestre y otros dos serán entregados a la órbita circunsolar de la Tierra.

La NASA también participa activamente en la búsqueda de formas de proteger la Tierra. En diciembre de 2015, el Ministro de Emergencias de Rusia informó que habrá 11 ocasiones en las que el gran asteroide llegará cerca de la Tierra en los próximos 35 años. Lo más cercano se espera el 12 de octubre de 2016, cuando el asteroide 2012 TC4, de 17 metros de diámetro, pase cerca de la Tierra a través de la órbita lunar a una distancia de 115,000 kilómetros, es decir, menos de un tercio de la distancia Tierra-Luna.