¿Qué hará la NASA si un astronauta muere en el espacio? VIDEO


Las misiones espaciales siempre han implicado un riesgo muy alto, incluso Neil Armstrong y los otros astronautas del Apolo estaban listos para morir camino a la Luna.

Una misión a Marte requeriría varios meses solo para llegar allí. Los astronautas pasan solo seis meses en la Estación Espacial Internacional, donde son examinados cuidadosamente. Nadie murió allí, y ahora la NASA se está enfocando más en las respuestas apropiadas en relación con este riesgo.

En un episodio reciente de StarTalk Radio, el coanfitrión Chuck Nice le preguntó al astronauta Mike Massimino si la NASA tenía algún tipo de protocolo para traer de regreso a un astronauta que muere en el espacio. Aunque no existe un ritual específico, los astronautas practican escenarios extremos.

En su libro, Guía para la vida en la Tierra un astronauta, Chris Hadfield explica un ejercicio llamado "simulador de muerte", creado para preparar a los astronautas para reaccionar en caso de la muerte de uno de sus colegas. La NASA ya tiene planes para misiones complejas y de largo plazo a Marte y compañías privadas como SpaceX y Mars One planean establecer colonias en el planeta rojo. Obviamente, como se dijo antes, los riesgos son enormes.

Al parecer, la solución más sencilla sería liberar el cuerpo en el espacio, pero las leyes lo prohíben. Por otro lado, no es buena idea mantener el cadáver a bordo, porque la salud mental de la tripulación estaría en peligro. La NASA encontró una idea intermedia. A través de una colaboración con Promessa, nació la idea Body Back. Body Back consiste en un saco de dormir hermético en el que se coloca un cadáver humano y luego se expone a las temperaturas heladas del espacio exterior para desintegrarse gradualmente.

La muerte es un tema delicado, pero para los vuelos espaciales a largo plazo, debe tratarse como una cuestión de costes y una cuestión de practicidad. El video de arriba, titulado poéticamente "Si muero en Marte" muestra que aún no se ha encontrado un método adecuado para reaccionar a la muerte en el espacio.